Home
Activity in class: Myths and legends

Activity in class: Myths and legends

A BIT OF HISTORY:
The history of Garrigós Wells dates back to the 19th century, when the natural springs in our mountains started disappearing, for example Fuente Santa on the northeastern side of Mount Tossal, Benacantil and Serra Grossa in La Goteta area). Thirst and water supply shortage in a city with growing population but no resources was the reason of creating the Garrigós Wells. They were built between 1862 and 1863 and crowned with a brick factory. The master builder Don Antonio Garrigós gave his name to the wells, but besides this there is a lack of documents confirming his managerial position in the construction of the water cisterns.

[thumbnail src=”https://escuela-elcano.com/wp-content/uploads/2015/08/mitos1y2.jpg”]

Alicante Water Museum
From 5th February 2009 we have a new spectacular museum in Alicante. Also known as M2A, the Water Museum is situated above and next to the Garrigós Wells, in Plaza Miguel López González (named after the late town architect who passed away in 1974), one of the most typical corners of the Old Town of Alicante. The area is popularly known as Plaza del Puente or Bridge Square, thanks to an old aqueduct that passed by the plaza to transport rain water from the side of Mount Benacantil and store it in the Garrigós Wells.

The wells form a reservoir with a capacity of more than 800,000 litres of water, from where the captured rain water would be distributed all around the city by aguadores, or water sellers.

Closure of the Wells:
In 1898 when Alicante started receiving water supplies from Sax, the Wells lost their importance and were used as bomb shelters during the Spanish Civil War.

[thumbnail src=”https://escuela-elcano.com/wp-content/uploads/2015/08/mitos3.jpg”]

The legend of The Face of the Moor according to one of the students of Elcano School in June 2014. It was the winning essay from last year, we hope it will motivate you:

De Alicante dicen que es la millor terreta del món o lo que es lo mismo, la mejor “tierrita” del mundo y bien orgullosos que están de ella los alicantinos. La semana pasada fue mi terreta de acogida, ya que mi familia de acogida es alicantina y estuvimos de visita con la Escuela Elcano.

Es una ciudad frente al mar, con playas atestadas en verano y paisajes marrones todo el año. Es una población mediana, un tanto juerguista y de gente divertida. (Dicen las malas lenguas que “el alicantino: borracho y fino”). Pero, sin duda, lo mejor de Alicante es su clima, mientras en el resto de España y Europa estamos medio muertos de frío, allí sólo hace fresco y no llueve más que unos pocos días al año.

Hoy os explicaré uno de los primeros lugares que visité de Alicante hace ya unos años: el Monte Benacantil y la Cara del Moro. Justo en la fachada del mar, frente a la playa del Postiguet, se alza un monte escarpado sobre el cual se construyó el Castillo de Santa Bárbara. Desde un punto muy concreto de la playa se ve claramente el perfil de una cara masculina, la llamada la Cara del Moro. Visto así en la foto está muy claro, pero os puedo prometer que yo tardé varios años en verla de verdad. La cuestión es saber desde donde mirar.

HISTORIA DE AMOR:

La historia de este moro hace referencia al pasado musulmán de la Península Ibérica, que dejó una extendida tradición algo romántica de la historia del país.

La leyenda que da nombre a la ciudad de Alicante habla de dos enamorados que vivieron hace mucho, mucho tiempo, hace aproximadamente mil años, en un lugar no tan lejano, en la costa levantina donde está la Akra Leuke griega o la Lucentum romana.

El califa que gobernaba aquella bella ciudad, levantada junto al Mar Mediterráneo, tenía una hija llamada Cántara, de una belleza sin igual (como todas princesas de todos los cuentos). Para variar, una gran cantidad de pretendientes llegaron a la ciudad a pedirle al califa la mano de la jóven, entre los cuales destacaron dos: Almanzor y Alí. Almanzor era un gran general que ha pasado a la historia, procedente de Córdoba y conquistador y terror de Zamora, Barcelona, Santiago… Alí, era un jóven noble guapo y por lo que se ve con bastante labia y encanto. El califa, ante a la duda, decidió proponerle a los pretendientes una prueba para que la decisión quedara en manos de Alá. El primero en llevar a cabo una gesta que fuera de su agrado, se llevaría la mano, y por supuesto la fortuna de la bella Cántara.

Almanzor partió hacia la India a por sedas y especias y abrir así una ruta comercial con el Lejano Oriente. Alí, en cambio, decidió un trabajo igualmente duro pero intencionadamente cerca de su amada: quiso abrir una acequia que trajera agua a la ciudad desde la zona de Tibi. Las obras de la acequia comenzaron con buen pie, pero como cualquier obra española acabó a medias y con retrasos, ya que Alí tenía otras cosas más importantes a las que dedicarse. Empezó a “festear” a la princesa, a cortejarla, a cantarle romances y hacerle arrumacos varios, de manera que ella cayó rendida a sus pies.

Entonces Almanzor regresó. Había cumplido su misión de traer un barco cargado de especias y ricas telas para el Califa, que satisfecho le dio la mano de su hija al trabajador muchacho. Cuando Alí se enteró de que su amada iba a ser entregada a otro, desesperado se tiró por un barranco. Al caer al fondo del abismo, la tierra se abrió milagrosamente y brotó el agua de la montaña, llenando la actual presa de Tibi (que fue la principal fuente de suministro de agua de esta ciudad tan seca).

Por si no había habido suficiente drama, Cántara al enterarse decidió seguir el ejemplo de su amado y se tiró también de un barranco de la Sierra de San Julián, conocido desde entonces como el Salt de la reina mora o Salto de la reina mora. Y como la cosa no podía ser diferente, el Califa habiendo perdido a su hija predilecta y cayó en una tristeza tan profunda que acabó muriendo de pena.

Al cabo de poco tiempo, su triste perfil apareció tallado en lo alto del monte Benacantil y la corte sarracena impresionada por esta historia o culebrón familiar decidió cambiar el nombre de la ciudad por Alicante, para conseguir que los dos amados permanezcan unidos, aunque sea sólo por su nombre, para la eternidad. En el libro Relatos de una ciudad dormida, he leído que si miras bien, y si realmente estás enamorado, junto la cara del Califa, puedes ver también la cara de la princesa Cántara. Así que ya sabéis, si os acercáis a Alicante buscadlos a los dos justo debajo del Castillo de Santa Bárbara.

 

After seeing The Face of the Moor you can climb up to the Santa Bárbara Castle. If you don’t want to walk all the way up the stairs, you can also take the lift from Paseo Marítimo by the Postiguet Beach for 2,40€, or drive up to the mountain in a car. The fortress construction works started in the 9th century under the Muslim rule, although some sections that have remained were built between the 16th and 18th centuries. During this time the castle suffered various adaptions to new war technologies and survived several battles. It served as a prison during the Spanish Civil War, later as a shelter for beggars. The castle was abandoned until 1961, when it was declared Bien de Interés Cultural (site of cultural value) and it was restored and opened to the public.

The entry to the castle is free and you can enjoy amazing views of Alicante city, coast and countryside from 166m above the sea. In the different dungeons and defense towers visitors can see seasonal expositions about the castle, sailing and history of Alicante province.

Activity: «Designing Old Town»
You are going to create a plan of an Old Town park. You can spend 10,000 euros (prices of items are shown below). In groups of three, decide what will your Old Town be like and draw a plan.

Items:
Fountain, 1=500 euros
Bench, 1=180 euros
Tree, 1=30 euros
Grass, m2=3 euros
Pavilion, 1=20 euros
Exotic plant, 1=20 euros
Exotic doves, one pair=20 euros
Rubbish bin, 1=65 euros
Toilets, 1=1,500 euros.

  • Make a poster with a list of things that are forbidden in the park. Make up a slogan to attract people to visit the park.
  • Every group will present their projects to the class and students can ask questions about the projects.
  • You will visit Santa Bárbara Castle, so you can create your own version of the legend.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies